TOMO II - Poema 3: Capricho de Estar Solo

No hay mejor sexo que el que se ama
Como el que sueño contigo
Amante a que amar.

Soñando un amor
Con pudor y sin vergüenza
Porque es que fuiste un desafío para amar.

Recuerdo el tiempo en el que no supe querer
Y solo pude superarlo
Cuando empecé a desearte.

Es que sin tenerte aprendí a adorarte
Y por eso vivo extrañándote
Y al paso del tiempo seguiré anhelándote
Porque amarte me obliga a reconocer
Que lo hice, lo hago y lo haré.

Con esta locura que me obliga a valorar
Que a primera vista eres bonita
Y tus detalles delatan tu hermosura.

Esos que resaltan tu belleza
Y que hacen juego con tu hermoso encanto
Así como la complejidad de tu preciosura
Deja un aliento celestial
Que no se puede superar.

Es que nadie podría describir tu esencia
Porque decir que eres divina
No te define.

Tu reflejo es el amor temido
Ese que nos posee
Una vez que nos llega.

El que atrapa a los mejores amantes
El que me lleva a tu lado en una Mirada
Ese que no necesitas razones.

Y sin importar lo que se piense, lo que se diga
O lo que se haga
Será el que ame sin amar
El que seguiré amando con locura
Y lo más importante
El que amaré hasta el final.
 
--Jaime L. Taveras©

1 comentario:

  1. Muy bonito el poema....

    Precioso tu blog, me encantó el diseño y como escribes...

    Pasaré más a menudo a leerte...

    Un abrazo desde Paraguay

    ResponderEliminar