T-IV Poema 15: UN BORRÓN DE MIS VERSOS

El no sufrir debo procurar
Al ser consciente de lo que es
El vivir frente al mar.

Oh Alfonsina,
Cuantas lágrimas debiste derramar.

En la desolante tristeza de mis noches
El llamado de las olas
Con feroz insistencia suelo escuchar.

Admito
Cada tono de su belleza
Y temo
A su oscura profundidad nocturna.

Por esto su paz
He dejado de frecuentar.

Quisiera bañarme
En sus refrescantes colores
Y no sentirme poseído
Por su letal y violenta locura.

Ya siento que me puede alcanzar
Y temo donde mi alma fuere a parar.

Oh, Alfonsina
Yo con esta lucha
Y nadie me puede escuchar.

Hoy pierden fuerza
Los rostros que me impiden
Que al vacío me quiera lanzar.
 
--Jaime L. Taveras©

No hay comentarios:

Publicar un comentario