“Subestima el monstruo en el que me transformo al cerrar la puerta, pues me abstuve de sacarle el aliento, al no rugir entre sus piernas.” --Jaime L. Taveras




No hay comentarios:

Publicar un comentario