Poema: OTRO INÚTIL GARABATO

Si quieres ser sincera
Admite que a tu entender lo merezco.

Que entiendes
Merecer cuanto te plazca, 
Y qué haces más 
Que quedarte con lo bueno. 

Por mi parte, 
Me aparto de aquellos insultos 
Y admito este temor al cambio. 

Este temor a tu verdad. 

Y a lo que he sentido 
Enfrentando a la muerte en soledad. 

Recordándote… 
“Valorándote”… 

¡Cuanto duele que me abandones 
Para emprender otros rumbos! 

Cuanto duele, 
Cada vez que sin decirme nada 
Das lo nuestro por terminado. 

Cuanto duele, lo que sentí 
Al tirar los anillos al mar. 

Es que… ante esta amargura, 
Aquella felicidad burlona 
Me ha dolido 
Cada vez que has querido. 

Cobarde, 
Tú, ni a escondidas me has amado 
Pues por temor a ser herida, 
Tu corazón nunca me ha correspondido. 


--Jaime L. Taveras

4 comentarios:

  1. uff, llega dentro este poema, duro, Jaime, pero es muy bueno. Cuántas veces no se ama por temor a ser herido... no debería ser así, pero pasa.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. En la gran mayoría de los casos, lamentablemente es así…

    ¡Gracias por dejar tus huellas Geus!

    ¡Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  3. El amor a veces duele.. intensas letras.

    ResponderEliminar
  4. Aunque quisiéramos, no podemos desprendernos de ciertos dolores.
    ¡Un fuerte abrazo, Hanna!

    ResponderEliminar